martes, 15 de junio de 2010

Las ballenas

Todo lo que hemos aprendido de ellas lo hemos utilizado en su contra. Por ejemplo, hemos aprendido que si arponeamos a un ballenato, todos los adultos lo rodean para protegerlo. Así es más fácil cazar a los adultos. Lo que no sabíamos es que esos grupos están formados por individuos con un enorme y complejo cerebro,   y que están unidos entre sí por estrechos lazos sociales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada